Los contra de trasnocharse trabajando

En realidad hemos hablado de las múltiples ventajas que tiene el hecho de que una persona se pueda poner a trabajar por su cuenta como FreeLancer, y sobre todo desde la comodidad de su hogar. Otra de las ventajas que tiene el hecho de trabajar uno desde la comodidad de su hogar, es que uno amolda el horario a su conveniencia. En estos casos cabría hacerse la siguiente observación sobre los contra de trasnocharse trabajando.

Bueno, el hecho de trabajar de noche tiene sus ventajas, y una de ellas, si es que estamos hablando de noche hasta la madrugada, algunas veces hasta el amanecer, es que a estas horas tendremos menos interrupciones.

Ya que nos libraremos de los vecinos que nos tocan la puerta para hacer algún comentario, las llamadas telefónicas y otras interrupciones típicas de los días normales. Se supone que si tenemos por costumbre trabajar en horarios nocturnos, ya las personas más conocidas, lo saben y nos respetarán las horas de sueño del día.

Ya sabemos que de noche gozamos de mayor tranquilidad para concentrarnos, esa es una de las supuestas ventajas, pero como todo tiene sus pros y sus Contras, uno de los Contras, y es el que queremos acotar en este momento, es que está comprobado científicamente que el sueño que perdemos durante las noches, no lo podemos recuperar en el día aunque durmamos la misma cantidad de horas que teníamos dispuesto dormir en la noche.

Explicándonos mejor, si trabajas de diez de la noche a seis de la mañana, tenemos conque nos hemos trasnochado durante ocho horas consecutivas trabajando, luego nos acostamos a dormir desde las seis de la mañana hasta las dos de la tarde, pensamos que ya hemos recuperado las horas de sueño pérdidas durante la noche. En realidad, así no funciona el cuerpo humano, pues aunque has dormido el equivalente en número de horas, tu cerebro y todo tu organismo aún no se recuperan lo suficiente.

Te queremos decir con esto, que las horas de sueño en el día, no son igualmente reparadoras que las de la noche y casi se puede decir, que de los trasnochos, nunca nos recuperamos. Es por esta rezón que en las empresas, a los empleados que trabajan en horas de la noche, se les paga doble salario, es decir, las horas de trabajo nocturnas se cancelan al doble de lo que se pagan en horas diurnas.

¿Qué son los ritmos circadianos y cómo funcionan?

Ahora mismo te contamos que son los ritmos circadianos y cómo funcionan, estos son cambios biológicos que el organismo hace instintivamente, y estos cambios trabajan tanto mental como físicamente, en realidad, son patrones conductuales que responden básicamente ante la luz del día, y la falta de ésta. Tenemos en nuestro cerebro algunos indicadores que parecieran trabajar en armonía con los cambios típicos de la naturaleza y sincronizados con el día, y la noche.

Según estudios realizados sobre la manera de funcionar el cerebro reconoce las horas de sueño y los patrones de descanso durante las horas en que no hay luz solar y vice versa. Es decir, que durante el día, se supone que las personas deben estar despiertas y aptas para trabajar, mientras que por las noches, el cerebro está destinado a descansar. Estas son órdenes emitidas por el cerebro, y que si uno las cambia arbitrariamente, éste se descontrola y trae algunas consecuencias negativas.

Estos ritmos circadianos, funcionan no solo con los seres humanos, sino con los animales, con las plantas e incluso con algunos microorganismos, y es que están relacionados con la luz solar de tal manera, que pareciera que funcionan automáticamente.

El estudio que se encarga de estos ritmos circadianos, es lo que conocemos como crono biología. A estos se les relaciona también con relojes biológicos, que se encuentran compuestos de moléculas proteicas, que interactúan con las células de todo el cuerpo humano.

Es aconsejable trabajar de noche y dormir de día

A esta pregunta o sugerencia, les diremos de plano que no, con el debido respeto a las personas noctámbulas, quienes prefieren el horario nocturno para trabajar, por estudios muy acuciosos, se ha llegado a la conclusión, que esta costumbre es contraproducente para el organismo, y que de ningún modo es recomendable adoptarla como por un patrón de vida.

Es posible que te funcione por algún tiempo, pero a la larga el organismo te pasará factura y demandará esas horas nocturnas de sueño perdidas. De manera que no es aconsejable trabajar de noche y dormir de día quedando muy en claro cuáles los contra de trasnocharse trabajando.